No tratar de encontrar demasiado deprisa una definición de la ciudad; es un asunto demasiado vasto, y hay muchas posibilidades de equivocarse.

Primero, hacer el inventario de lo que vemos. Enumerar aquello de lo que estamos seguros. Establecer distinciones elementales: por ejemplo entre lo que es la ciudad y lo que no es la ciudad.

[…]

Tomar buena nota de que la ciudad no siempre ha sido lo que era.

 

Georges Perec “La ciudad” en Especies de espacios